martes, marzo 08, 2005

Nuestros difuntos

Antes de empezar a tocar este tema tan importante quiero dejar claro que no me identifico con ninguna religión. Mis creencias pueden ser un híbrido de algunas , pero en realidad solo quisiera expresar lo que dice la bíblia respecto a algunas preguntas que suele hacerse la gente.
Se sufre cuando muere un ser querido, porque su pérdida deja un vacío inexplicable e irreparable.
Seguramente usted ha pasado por una situación parecida, y quizás se haya preguntado dónde se encuentran sus difuntos y si algún día volverá a verlos.
¿ Han ido nuestros amados familiares a una región habitada por espíritus?, ¿ Se trata de lo que algunos llaman nirvana, es decir un estado de dicha ajeno a todo dolor y deseo?, ¿ Han pasado a otra vida, a una existencia inmortal en un lugar paradisíaco?, ¿ Pueden los muertos influir en nuestra vida?.
De todos es bien sabido que la religión católica y la gente de a pie han creido siempre que cuando una persona muere va al cielo, que su alma será inmortal, y que vivirá feliz rodeado de angelitos.
Pero de dónde sale eso?, de la bíblia seguro que no....
Hoy millones de personas de todo el mundo comparten esa creencia. Debida a ella, muchos temen a los muertos o se preocupan por su bienestar.
El origen de dichas creencias proviene de filósofos de la antigua Grecia que creían que dentro del ser humano tenía que haber algo inherentemente inmortal, un alma que sobreviviera a la muerte del cuerpo y que en realidad nunca muriera.
A todo esto la bíblia tiene una respuesta clara:
En primer lugar no existe una alma inmortal. Toda alma que peca muere. Lo que se tiende a identificar como alma es la fuerza de vida procedente del creador, la chispa vivificante sostenida a través de la respiración. Dicha fuerza no contiene ninguna carásterística de la persona que anima., tal como la electricidad no adopta las funciones del aparato que acciona. Cuando la fuerza de vida deja de sostener el cuerpo, el hombre, " el alma" muere. Interesantes son también las célebres palabras: polvo eres y a polvo volverás.
Si nos referimos al estado de los muertos, hablariamos de un estado de inconciencia absoluta. Esto lo encontramos claramente citado en la bíblia: Eclesiastes 9:5, 10: Porque los que viven saben que han de morir: mas los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. // Todo lo que te viniere á la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el sepulcro, adonde tú vas, no hay obra, ni industria, ni ciencia, ni sabiduría.
Todo esto puede parecer dramático, pero tras estas palabras se abre una inmensa esperanza: La vida eterna tras la resurrección.
De momento quienes queremos y se han ido se hayan descansando, absentos de cualquier sentimiento. Un ejemplo son las palabras de Jesús cuando murió Lázaro: " nuestro amigo Lázaro está descansando, pero yo me voy allá para despertarlo del sueño".
Deténgase un momento y piense: si el hombre tuviera un alma inmortal que sobreviviera a la muerte, nadie necesitaría que se le resucitara, que se le hiciera volver a la vida. imperfecta en la tierra si ya hubiera estado disfrutando de una vida de dicha celestial. Lo cierto es que en la bíblia ni siquiera aparece la expresión " alma inmortal". Al contrario, las escrituras dicen que el único remedio para la muerte es la resurrección.
La palabra que los discípulos de Jesús utilizaron para resurrección significa levantamiento, alzamiento. Es un levantamiento del estado inerte en que se encuentra el difunto de la sepultura común de la humanidad.
Actualmente el hombre puede grabar voces e imágenes de hombres y mujeres, y reproducirlas después de muertos. Entonces, con mayor razón, nuestro creador puede grabar en su memoria los detalles de la existencia de cualquier ser humano y resucitar a la misma persona, proporcionándole un cuerpo nuevo.
Jesucristo dijo " viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán la voz y saldrán, los que hicieron cosas buenas para una resurrección de vida y los demás a una resurrección de juicio. En Hechos 24:15 se dice: habrá resurrección de justos como de injustos. Y Pedro escribió: EL mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos y fueron juzgados individualmente. Y la muerte y el hades fue arrojada al lago de fuego.
Otra pregunta importante es donde vivirán los resucitados: La respuesta también está clara en la bíblia. Un número limitado de hombres y mujeres serán resucitados para vivir en el cielo. solo 144.000 ( apocalipsis 7:4; 14:1) todos ellos para gobernar con cristo. Pero la gran muchedumbre, resucitará para vivir en una tierra paradisíaca y restaurada. Por último y lo más importante es que la vida eterna conlleva que la muerte no será más: " dios mismo estará con ellos. Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento, ni clamor, ni dolor. Las cosas anteriores han pasado. ( Apocalipsis 21:1-4)

Próximamente: Fenómenos paranormales ( Quizás haya pensado que los muertos se pueden poner en contacto con nosotros. Pero esto dista mucho de la relidad. El artífice de esta farsa es el angel colorao que tiene cuernos y rabo.